Los 7 mejores patinetes de 3 ruedas de 2020

Los patinetes de 3 ruedas están especialmente diseñados para el público infantil por su excelente estabilidad. Suelen tener una rueda delantera y dos traseras, haciendo que prácticamente sea imposible volcarlos.

Los patinetes de 3 ruedas puede clasificarse en dos tipos: clásicos y de autopropulsión. En los clásicos, para avanzar hacia adelante, es necesario impulsarse con el pie; mientras que los de autopropulsión funcionan de manera distinta: hay que apoyar ambos pies e impulsarse con ayuda de las caderas. En esta clasificación incluimos ambos tipos.

En total, comparamos los 7 mejores patinetes de 3 ruedas que existen ahora mismo en el mercado. ¡Vamos a ello!

Los 7 mejores patinetes de 3 ruedas para niños

Nota: si estás viendo la comparativa desde un móvil o tablet puedes desplazarla hacia la izquierda/derecha para ver el resto de la tabla.

ModeloEdadPesoPeso máx. soportado¿Es plegable?¿Lleva sillín? 
1. Fascol

1,5 - 8 años 4 kg50 kg Ver en Amazon
2. Yorbay

1 - 10 años--No Ver en Amazon
3. Bamny

1 - 5 años4,2 kg75 kgNo Ver en Amazon
4. Sawyer

2 - 8 años2,2 kg50 kgNoNo Ver en Amazon
5. Globber

3 - 9 años3,9 kg-No Ver en Amazon
6. Ivolve

+5 años6 kg-No Ver en Amazon
7. Homcom

+4 años6,6 kg-No Ver en Amazon

1. Patinete Fascol

Patinete robusto y con muy buena relación calidad-precio.

El patinete Fascol es adecuado para niños entre 18 meses y 8 años (con alturas entre 75 y 120 cm) dado que su manillar se puede regular a tres alturas: 66, 72 y 79cm.

Tiene un asiento ajustable que  no hace falta desmontar si no se desea usar. Es útil para que los niños se sienten cuando son más pequeños y no tienen tanto equilibrio. Cuando crecen, pueden ponerse de pie y usarlo como un patinete normal.

Ver precio

Las ruedas son de goma dura maciza, por lo que el patinete se puede usar por todo tipo de caminos (de piedra, asfalto, de barro,…) y tiene un freno en la rueda trasera que cuando se pisa lo detiene eficazmente. Además, al girar, las ruedas ¡se iluminan!, así que ¡los niños se lo pasarán pipa!

La forma de conducción es distinta a la de los patinetes de 2 ruedas. Para girar a un lado u otro, no hay que girar el manillar, sino volcar el peso del cuerpo hacia ese lado que quieres girar. Los niños enseguida le pillarán el tranquillo.

Es sencillo de montar y también es plegable, así que ocupa poco espacio.

Pros
  • Robusto.
  • Plegable.
Contras
  • No es especialmente ligero, pesa 4 kg.

Ver precio

2. Patinete Yorbay

Patinete sólido y versátil que cuenta con tres modos de funcionamiento.

El patinete Yorbay es adecuado para niños entre 1 y 10 años y, en función de la edad, puede usarse de tres maneras distintas. ¡Es como tener tres coches en uno!

Ver precio

Además de que el manillar se puede regular, el patinete dispone también de una varilla trasera que pueden usar los padres para moverlo, cuando el niño va sentado. El patinete gira inclinando el manillar (si es el niño el que lo maneja) o la varilla trasera (si es un adulto) hacia el lado al que quieran dirigirse.

Como accesorios, dispone de una cesta con forma de escarabajo muy simpática donde puedes guardas cosas, como juguetes, el chupete,… y de los pedales, que se pueden usar o no en función del uso que quieran darle.

Sus ruedas tienen luces LED que garantizan la seguridad del niño cuando conduzca por  la noche.

No se puede plegar. Para guardarlo y que ocupe menos espacio hay que desmontarlo y puede ser un poco rollo.

Pros
  • Muy versátil: 3 modos de funcionamiento.
  • Cómodo de mover para los padres.
Contras
  • No plegable.
  • Un poco pesado.

Ver precio

3. Patinete Bamny

Destaca por ser muy estable, ideal para aquellos niños que quieran aprender a montar en patinete.

El patinete Bamny es prácticamente imposible de volcar. Por eso, es una muy buena primera opción para niños de 1 a 5 años.

Ver precio

Se puede jugar de dos maneras: bien usándolo como un patinete normal o bien sentándose en el asiento, que se puede montar y desmontar fácilmente. Tanto su altura como la del manillar se pueden regular.

Su estructura es muy estable porque tiene forma triangular. Para girar en una dirección, hay que inclinarse hacia ese lado con el manillar, de manera que los niños pueden entrenar el sentido del equilibrio y la coordinación. Dependiendo de la edad, si son muy pequeños, puede que les cueste girarlo porque no es un patinete muy ligero.

Sus ruedas se iluminan al girar y sobre la trasera se sitúa un freno largo que asegura un mejor frenado, preservando el desgaste de la rueda.

Pros
  • Muy estable.
  • Asiento desmontable.
Contras
  • No plegable.
  • No muy ligero.

Ver precio

4. Sawyer

Patinete muy estable y duradero.

El patinete Sawyer es adecuado para niños entre 2 y 8 años (con alturas entre 75 y 120 cm) dado que su manillar se puede regular a cuatro alturas: 58, 64, 70 y 76 cm.

El manillar no es plegable, aunque sí se puede retirar y acoplar debajo de la base, que dispone de una goma para ajustarlo y que quede bien sujeto. De esta manera, ocupa poco espacio y se puede guardar en cualquier rincón.

Ver precio

Tiene muy buena estabilidad gracias a sus ruedas extra anchas, que además se iluminan cuando se pone en movimiento. Su estructura y materiales son sólidos y duraderos. Sus componentes de plástico no se rompen fácilmente y su base soporta hasta 50 kg de peso.

Para dirigir la dirección del patinete hay que bascular el peso de un lado a otro. Si quieres girar a la derecha, debes poner el peso a la derecha, lo mismo si quieres ir a la izquierda. Con este sistema, se evita que gire bruscamente el manillar y se caiga al suelo. Es una manera de girar distinta a la de las bicicletas, pero seguro que tu hijo/a aprende rápido a manejarlo.

Pros
  • Es muy estable.
  • Resiste hasta 50 kg de peso.
Contras
  • El manillar no se puede plegar, sino que se desmonta para que ocupe menos espacio.

Ver precio

5. Globber

Patinete muy original con 3 modos en 1: patinete, bicicleta y carrito.

El patinete Globber es adecuado para niños entre de 3 y 9 años.

Lo que más destaca es su versatilidad gracias al ingenioso asiento que incluye y que permite transformarlo en patinete clásico, bicicleta sin pedales y, con el manillar puesto, en una especie de carrito que puede empujar cualquier adulto. Este último modo es especialmente interesante cuando el niño esté cansando. Eso sí, para subir aceras y bordillos es mejor subirlo a pulso y no tirar de él.

Su manillar se puede ajustar a 4 alturas, así que se adapta al crecimiento del niño cuando lo use como un patinete clásico de 3 ruedas. Sin embargo, no es plegable. Para guardarlo y que ocupe poco espacio, hay que desmontarlo, una tarea sencilla y rápida.

Pros
  • Patinete clásico, bicicleta sin pedales y carrito: 3 en 1
  • En el modo carrito, el niño puede ir sentado y cualquier adulto empujarlo. Así es más cómodo de llevar.
Contras
  • El manillar no se puede plegar, hay que desmontarlo para guardarlo.

Ver precio

6. Ivolve Sports Y-Volution

Patinete de autopropulsión para niños curiosos que quieran experimentar.

El Ivolve Sports Y-Volution es adecuado para niños a partir de 5 años porque a esta edad su fuerza y equilibrio están lo suficientemente desarrollados como para poder conducir este tipo de patinetes.

Ver precio

Tiene tres ruedas: una delantera y dos traseras divididas en dos alas. Es de autopropulsión porque no necesitas impulsarte con un pie en el suelo como en los tradicionales patinetes de dos ruedas. Este diseño además permite impulsarte y acelerar sin necesidad de tocar el suelo o tener pedales, gracias al movimiento libre de las ruedas traseras.

Este patinete además es bastante seguro porque incluye un freno de mano de respuesta rápida que permite un mayor control, empuñaduras de goma y base antideslizante para los pies.

Su manillar ajustable en altura y, aunque el patinete se puede plegar, no es muy cómodo de transportar y levantar.

Pros
  • Plegable.
  • Freno de manillar.
Contras
  • Precio no muy bajo.
  • No muy cómodo de transportar.

Ver precio

7. HOMCOM

Modelo ideal para desarrollar la fuerza en las piernas, la coordinación y el equilibrio.

El patinete HomCom es adecuado para niños a partir de 4 años porque con esta edad ya tienen suficiente fuerza y equilibrio como para mantenerse de pie y manejar un patinete así. La altura de manillar se puede ajustar a 73-92 cm, así que a tu hijo/a le servirá durante varios años.

Ver precio

Es un patinete muy estable gracias a sus tres ruedas. Además, los puños del manillar son de goma antideslizante y muy cómodos de agarrar. A cambio, pesa más que los clásicos de 3 ruedas, 6.6 kg, así que para un niño/a puede ser un poco farragoso llevarlo a rastras.

Es un patinete seguro porque incluye un freno delantero que frena muy bien.

Pros
  • Su freno funciona muy bien.
  • Plegable.
  • Estable.
Contras
  • Requiere algo de montaje.
  • Más pesado que otros modelos, 6.6 kg.

Ver precio

 

Estos artículos también pueden interesarte…

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario